Fotocomedor

Fotocomedor

domingo, 30 de septiembre de 2012

La modelo y el artista



Hoy hemos visto mi compañera D. y yo una película que nos ha gustado mucho: “La modelo y el artista” de Fernando Trueba.

La historia es muy intimista y está cargada de sensibilidad. El hecho de ser en blanco y negro acentúa un ambiente de los años cuarenta, en pleno horror de la II Guerra mundial que probablemente vacía a un artista muy mayor de ideas y creatividad. Surge una mujer que hará de modelo porque viene huyendo de un campo de refugiados republicanos en suelo francés. Esta visión de juventud, de belleza, le hará engancharse a la vida e intentar crear probablemente su última obra, en un intento de alcanzar el ideal artístico que pocos alcanzan. Tiene momentos geniales sobre el arte, sobre la creación, sobre la luz, sobre la naturaleza, pero sin aparatosidad intelectual, todo muy natural. El cuerpo de la actriz está perfectamente elegido y nunca mejor dicho es un cuerpo escultural, predispuesto a la escultura.

Parece un guión sencillo, fácil, con la belleza de lo contado de manera simple pero elegante y además te permite una gran reflexión sobre la vida y la muerte, añadiendo detalles sobre el acto creativo que son literalmente didácticos (pequeño dibujo de Rembrandt explicado por el artista a una inocente modelo que le hace preguntas básicas). La relación entre ambos protagonistas, modelo y escultor, es entrañable y muy sensible.

Para nosotros, absolutamente recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario