Fotocomedor

Fotocomedor

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Barcelona

De mi lectura del Quijote me quedo, porque me apetece ahora más que nunca, esta impresión que tuvo Don Quijote cuando llegó a Barcelona. Quiero que siga siendo, por encima de avatares políticos, lo que ya era en el siglo XVII a vista de nuestro ingenioso caballero de la triste figura.


“…archivo de la cortesía, albergue de los extranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades y en sitio y belleza única”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario