Fotocomedor

Fotocomedor

domingo, 12 de junio de 2016

Inmigrantes

“Ya no podemos permitirnos tomar del pasado lo que era bueno y llamarlo sencillamente nuestra herencia, despreciar lo malo y considerarlo simplemente como un peso muerto que el tiempo, por sí solo, sepultará en el olvido” *.
No, ya no podemos hacer eso porque no podemos olvidar el gemido que rasga en nuestra puerta y en nuestra conciencia, que no suena más allá y tan lejos de  nuestra perdida Europa para permitirnos despistar o ponernos de perfil ante nuestra miseria moral. Gimen e imploran cerca, muy cerca de nuestra puerta miles de gargantas de hombres, mujeres y niños que no nos van a permitir olvidar lo malo y mal del trato a los inmigrantes, porque el tiempo, por sí solo, no lo borrará de nuestros ojos, nuestros oídos, nuestra memoria.

*Hanna Arendt, “Los orígenes del totalitarismo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario