Fotocomedor

Fotocomedor

sábado, 17 de noviembre de 2012

Sefarad accidentado



Me siento a la mesa un poquito desecho físicamente. Por dentro no, por dentro estoy pletórico. Cae como sin querer en mis manos el libro Sefarad de Muñoz Molina. Lo abro al tuntún y caen papelillos con citas que ahora no puedo asociar a la situación que me impulsaron a escribir: “Buscar Orfeo y Eurídice: la danza de los espíritus” de Gluck.

Otro: “Buscar El Quinteto de Brams y el quinteto de Mozart

¿ Qué me ha llevado a apuntar estas obras con la urgencia de encontrarlas? Me quedo con la intriga. Me gusta la clásica pero ¿tanto?. No lo entiendo.

Sigo viendo retazos y apuntes en nuevos papeles, diferentes, desordenados, sin lógica entre ellos ni seguimiento discursivo, ni páginas. He cogido un libro a saltos  y he recibido unas notas a saltos. Me pregunto si dan idea de un todo, de un cuerpo con sentido. Veremos.

..¿qué pasa si fueras verdaderamente lo que otros piensan que eres, lo que perciben de ti? ¿qué coño imaginas lo que eres tú?...

-----

…Estar solo en una habitación es tal vez una condición necesaria de la vida pero ¿refugio o encierro?...

-----

…¿es necesario estar confrontado siempre son la elección de una identidad?...

-----

…Mi vida era lo que no me sucedía…

-----

…puntas minerales heridas por la luz…

-----

…amargura de la distancia inviolable entre la realidad y el deseo…

-----

…Ese nombre que yo pronunciaba estremeciéndome y en el que estaban cifradas todas las posibilidades de la ternura, de la incertidumbre, del dolor y del deseo.

-----

No sé cuál fue la intención, como me ha ocurrido con la música. ¿Los he apuntado como un todo de los que nos pasa o de lo que me pasa? ¿es este cruce de sentimientos lo que produce una buena lectura?  ¿qué pasa con este juego de la ficción escrita y la realidad vivida? Desde luego me satisface. Puedo decir que lo que leo, ya es mío, lo arrebato, ya soy yo decidiendo sobre ello. La aportación de un escritor se acerca a la de los poetas. Como decía Platón de éstos últimos, es peligroso. En este caso un reto.

Lo que he pensado es mucho mayor de lo que he escrito. Y todo por cuatro papeles.


"...el mundo viaja solo, y tú también
en su infinita red de vanidades
te dejas arrastrar por símbolos, deseos..."

 Juan Carlos Abril

No hay comentarios:

Publicar un comentario