Fotocomedor

Fotocomedor

jueves, 17 de abril de 2014

Laura Sants


De Emili Teixido, autor de una ya famosa adaptación cinematográfica “Pa negre” he leído su novela, “Laura Sants”. Transcribo algo de la sinopsis.

Un guionista profesional recibe el encargo de escribir un guión para la televisión que adapte un clásico de la narrativa europea y lo sitúe en la Cataluña actual. La obra escogida por la cadena es “Laura a la ciutat dels Sants” de Miquel Llor, y para redactar el guión, le recomiendan que visite Comarquinal (el Vic  mítico de Llor) porque allí encontrará mejor las localizaciones para los capítulos a grabar. En este ambiente el guionista se encuentra en una trama de luchas políticas, intereses económicos, corrupción y como trasfondo el amor en varias de sus manifestaciones y tendencias.

El autor realmente toca muchos palos: la manipulación informativa, la corrupción política y los maniqueos por el poder, la sexualidad, las costumbres ancestrales en provincias, los conflictos de la niñez,etc., creo que apunta grandes ideas pero la trama no me ha llegado a enganchar. En el club de lectura comentábamos que había muchos detalles de valor pero que no consigue que estés deseando coger el libro para ver cómo y cuándo hay desenlace. Pues no, no hay desenlaces, queda todo un poco abierto, no sabes con exactitud ni las causas ni las consecuencias de lo que ocurre con cada una de las situaciones y personajes, te lo has de imaginar tú. No es una obra redonda, bien escrita, no es lo mejor de este autor según los comentarios de los compañeros que sí habían leído otras obras suyas pero tiene buenas ideas, por provocativas y por su empuje a meditarlas.

Muchas citas podría dar pero entre las que me han gustado, recojo algunas guindas en torno a la idea de matrimonio que queda muy tocada, no sé si por la bisexualidad del personaje que narra la historia y que aparece siempre como una alpargata desparejada.

Decía Tolstoi que los matrimonios felices se parecen todos mientras que los infelices lo son a su manera. Y es como si en el conflicto surgieran mejor los relieves individuales. Los franceses tienen un dicho: “Si no hay adulterio, no hay novela” El matrimonio representa la realidad. El adulterio la fantasía. La literatura recoge las muy variopintas formas de ver el matrimonio. Alguien decía, en un tono muy pesimista, que el matrimonio es un remedio accidental para una infelicidad irremediable. Por eso otros apuntan que para superar el matrimonio conviene saber si uno es capaz de salvar tres pruebas: 1º.-Saber adaptarse al período de pasión.2º-Saber adaptarse a la falta de pasión y 3º.-Saber adaptarse a las pasiones temporales externas. Las sentencias de otros tantos autores, que no vienen al caso, pueden escocer:
“El enamorado ofrece lo que no tiene a una persona que a menudo no la quiere”.
”En el amor siempre hay uno que padece y otro que se aburre”.
”Para hacer bien el amor con alguien son necesarios tres: tú, la otra persona y el diablo”.
“El odio se transforma en una fuerza aterradora en los matrimonios que sobreviven a su fracaso”.


Queda claro que no me identifica ninguna de las ideas de matrimonio expuestas pero son bastante sugerentes ¿o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario