Fotocomedor

Fotocomedor

jueves, 5 de diciembre de 2013

Mismamente yo

“….y poco después estaba sentado ante un papel en el que acababa de escribir la palabra “cielo”. Estuvo por añadirle gris o azul, pero dudó, tachó, corrigió, retenido por un sentimiento de  indómita abundancia, una mano en la mejilla y la otra débilmente extensa, como un exvoto, sobre el papel en blanco, mientras alrededor las cosas habían ido tomando posiciones, una vez piadosas y otras excusadas, hasta componer un retablo pensativo en cuyo centro, como un Pantócrator, estaba el creador del cielo, azul o gris, acechado celosamenter por una lámpara. Tuvo de pronto la sensación de que la realidad se adelgazaba en un hilo diamantino de luz y que pasaba limpiamente por el ojo de una aguja:
            “El cielo zul se hace gris
              como mi alma entre las hojas”. 
fueron sus primeros versos. Entonces se levantó y fue a mirar el cielo. Se sintió tan dichoso que hubo de respirar a fondo, con los ojos cerrados, para que la dicha no lo ahogase con su fragor de lluvia torrencial”.


De Luis Landero en “Juegos de la Edad Tardía”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario