Fotocomedor

Fotocomedor

domingo, 9 de febrero de 2014

Neoliberalismo

Hace años Pierre Bourdieu señalaba en un artículo* que la esencia del neoliberalismo es un programa de destrucción masiva de las estructuras colectivas cuando éstas se convierten en un freno o en un obstáculo para el avance de la lógica del mercado puro, del dictado de los mercados en estado casi religioso.

La lógica neoliberal tiene la intención  de construir “un orden social cuya única ley sería la búsqueda del interés individual y la pasión por el beneficio” en una especie de darwinismo social salvaje. En ese sentido se entiende que el neoliberalismo considere muy importante separar la economía  del orden social en el que opera, algo así como si la economía fuera una teoría más allá y desprendida del lastre de la sociedad y de la historia. Hoy mismo señalaba Manuel Cruz en su artículo de El País cómo el ministro de educación Wert priorizaba el interés por aquellas carreras que la sociedad necesita, confundiendo “las necesidades de la sociedad” con las necesidades del sistema económico.

En ese programa de privatización, de destrucción sistemática de lo público, de lo colectivo, figuran en primerísimo plano el ataque furibundo a las pensiones, el ataque despiadado a la sanidad, el acoso y deterioro de la Seguridad Social, etc., y el correspondiente desarrollo legislativo, vía Ley de Seguridad Ciudadana, para que las acciones de defensa y lucha de la población puedan ser convenientemente reprimidas y ahogadas. El desmantelamiento neoliberal del tejido social pasa obviamente por crear las condiciones de inseguridad y miedo que en su primer efecto genera insolidaridad, genera un “sálvese el que pueda” que no hace más que fortalecer la lógica capitalista. El estado actual de cosas pretende deslegitimar las conquistas de los trabajadores conseguidas desde la Segunda Guerra mundial hasta ayer mismo. Contra esta máquina de destrucción y expolio no se puede hacer otra cosa que resistir, denunciar y luchar cada vez que podamos. La elección prácticamente se sitúa entre  humanidad o barbarie (para nada esa estúpida frase de la Cospedal: el PP o la nada).


*Pierre Bourdieu,”L’essence du neoliberalisme”, Le Monde Diplomatique,marzo,1998.

No hay comentarios:

Publicar un comentario