Fotocomedor

Fotocomedor

miércoles, 19 de febrero de 2014

Sincrotrón


Hoy mismo he visitado las instalaciones del sincrotrón ALBA gracias a la mediación de la Agrupación Astronómica de Sabadell, de la que soy miembro. Hemos ido un grupo de unas 30 personas.

Primero nos proyectaron un audiovisual para que nos hiciéramos una idea de conjunto de lo que era un sincrotrón, un nombre contundente dulcificado por el sobrenombre que evoca luz: ALBA. Nos explicaron que el nombre que se había elegido inicialmente era Aurora pero que los japoneses se habían adelantado y pasaron a bautizarlo como ALBA aprovechando además un logotipo ya realizado que es una A.


Las aplicaciones que permiten las propiedades de la luz de sincrotrón son muy variadas: en física para determinar la estructura de los fluídos y sólidos; en química para el análisis de los procesos catalíticos; en biología para determinar la estructura molecular; en farmacología, en estudio de materiales, etc. etc.

Tienen lo que ellos llaman 7 líneas de luz en esta primera fase de inversión pero que pueden llegar a 33. Una línea de luz es un conjunto de elementos ópticos que enfocan el haz de rayos X a una estación experimental y que selecciona la longitud de onda requerida para cada experimento.

Esta instalación científica es tal vez la más importante que se ha hecho en nuestro país en los últimos años para el estudio de estructuras moleculares y atómicas.

En compañía del doctor Daniel Fullá, nuestro anfitrión de envidiable juventud, nos hemos acercado un poquitín a la ciencia de última generación, con una sensación de transparencia y didáctica que creo que es muy saludable. Se ha de romper cierta mística de los científicos y empaparse en lo posible del buen trabajo divulgativo que se hace, creo que ayuda a ver a la ciencia, socialmente hablando, como menos oscurantista.

No he podido dejar de pensar durante las dos horas de recorrido en tantos doctores jóvenes que se nos están yendo a otros países, a otros centros de investigación y que después nosotros pagaremos tan cara la barbaridad que estamos haciendo con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario