Fotocomedor

Fotocomedor

viernes, 10 de febrero de 2012

En defensa de la sanidad pública.

Ayer estuve en una asamblea vecinal, un “Consell de Barri” institucionalmente hablando, una pequeña barricada de lucha local contra la política de recortes que estamos sufriendo a todos los niveles. En este caso se está defendiendo un equipamiento de sanidad, un ambulatorio, el de la Guineueta, un barrio de Barcelona, para que siga dando íntegramente sus servicios pues ya nos han quitado el  de urgencias para llevárselo a un centro que está mal conectado,  el edificio es de titularidad privada y cuesta un alquiler, así que a todas luces se presenta una medida irracional que fastidia a todos los vecinos de esta parte norte de Barcelona. Llevamos 2 meses con manifestaciones lunes y viernes reivindicando que las cosas vuelvan a su sitio, reivindicando la prioridad de la sanidad pública, gratuita y universal.

En esta reunión el Ayuntamiento estaba representado por una Regidora del partido gobernante, Convergència i Unió, Irma Rognoni,que no tuvo acierto para explicar cuál era su nivel de compromiso con la lucha vecinal. Apeló incluso a la definición teórica de “qué es hacer política” cuando la “práctica política” la estaba arrasando. La retórica no fue la herramienta que calmara o confundiera a los vecinos, éstos siguieron, seguimos, pidiendo el compromiso inequívoco de nuestros representantes para que estén a nuestro lado. Les votamos cada cuatro años, pero exigimos, entre votación y votación, que nos representen con leyes justas.

Cuando las leyes son injustas tenemos el deber de la rebeldía, tenemos el deber de manifestarnos, tenemos el deber de exigir una buena y transparente gestión pública. Actuamos con responsabilidad cuando defendemos nuestras reivindicaciones, por ser justas y razonables; cuando creemos defender valores colectivos por encima de los privados; cuando está en juego un modelo de sociedad, un modelo de economía, un modelo de justicia, un modelo de educación. Convergència i Unió está jugando con la posibilidad de cargarse históricamente la sanidad pública para dejarla en manos de la arbitrariedad salvaje del mercado privado.

Así que continuaremos confiando, hoy, más en nuestra lucha que en nuestros representantes, porque a juzgar por el último encuentro, no han sabido estar a la altura de las circunstancias.

1 comentario:

  1. Parece ser que no se busca dar tallas ni resolver problemas (por parte de nuestros representantes); algo mucho mas oscuro e inquietante... toman medidas que no pertenecen al pueblo, que no han surgido del pueblo y, sobretodo, que no benefician al pueblo. Aun asi, seguimos hablando de democracia, pero, el significado de la misma es un valor absoluto? La escala de grises existe, por lo tanto, la alternativa también. Quiero creer que democracia no solo hay una pero, con estas acciones, nuestros "representantes" parece que buscan marcar a fuego un solo modelo...SU modelo. Nosotros somos el pueblo... y ellos? Lo son?

    ResponderEliminar