Fotocomedor

Fotocomedor

sábado, 9 de noviembre de 2013

Series

En la serie de TV americana, The Newsroom, una compañera de mesa en el plató de noticias echa en cara al presentador y protagonista Wil McAvoy (Jeff Daniels) que se había declarado públicamente como republicano para poder criticar con saña a los mismos republicanos. El presentador en su intervención dice:
“Soy republicano porque creo en las soluciones de mercado, y en realidad es de sentido común, y creo en la necesidad de defendernos de un mundo peligroso. Y eso viene a ser todo.
El problema es que ahora tengo que ser homófobo; debo contar cuántas veces va la gente a la iglesia; he de negar hechos y pensar que la investigación científica es una estafa; tengo que pensar que los pobres viven como reyes y tengo que padecer tan asombroso complejo de inferioridad que he de temer a la educación y al intelecto en pleno siglo XXI. Pero sobre todo, en realidad, el mayor nuevo requisito es que debo odiar a los demócratas…”

Me parece una síntesis acertada de las opciones en política que cuentan en EEUU pero que, obviamente, tienen un alcance ideológico mucho más amplio. Aquí, a la lista de los sapos que se tiene que tragar el presentador por ser republicano podríamos añadirle unos cuantos más, como la sanidad, el paro estructural, la vivienda, etc., etc., pues son los trazos gruesos del neoliberalismo imperante en lo económico y el conservadurismo reaccionario en lo social. Creo que estamos obligados a pensar en qué contexto, a nivel global, se debe debatir sobre el papel de nuestras democracias occidentales heridas, fundamentalmente para recuperarlas, sanearlas, fortalecerlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario